Derecho Concursal y de las crisis empresariales

Estudio y ejecución de reestructuraciones patrimoniales, negociación con entidades financieras y refinanciación de deudas, tratamiento de la insolvencia, concursos de acreedores.

El tratamiento adecuado, a ser posible preventivo, de situaciones de crisis empresarial, es fundamental para asegurar que el empresario y el profesional puedan sustentar su actividad sobre bases firmes, tanto desde el punto de vista jurídico como desde el económico – financiero.

Tanto en situaciones de crisis económica y financiera como la actual, como en períodos de bonanza o de relativa calma, es preciso que el empresario cuente con el oportuno asesoramiento jurídico en relación con las obligaciones que la ley le impone para con sus acreedores (sean entidades financieras o proveedores). Debe también contar con los datos y parámetros que le permitan controlar el devenir económico – financiero de la empresa, para así poder sentar las bases para un crecimiento sostenido.

Los profesionales de MOREANA | Abogados y Economistas tienen una aquilatada experiencia en el estudio y ejecución de planes de viabilidad empresarial, reestructuraciones patrimoniales y de pasivos, y negociación con entidades financieras para la refinanciación de deudas. Llegado el caso, cuentan con los medios materiales y humanos para orientar adecuadamente al cliente en toso lo relativo al tratamiento de la insolvencia y los concursos de acreedores.

Si por el contrario el caso es que el profesional o el empresario ven peligrar las posibilidades de cobro de sus créditos contra sus contrapartes en el tráfico mercantil, por existir indicios o certeza de insolvencia actual o inminente de sus deudores, MOREANA | Abogados y Economistas puede realizar el oportuno estudio y aconsejar y acometer las acciones oportunas para propiciar una adecuada gestión de esos riesgos con las máximas garantías de cobro que permite la ley: sea orientar al cliente en sus derechos en la negociación con el deudor aportando fórmulas que garanticen en lo posible la satisfacción de sus créditos, sea iniciar y llevar a cabo con la máxima garantía las oportunas actuaciones judiciales (procedimientos de reclamación de cantidad, solicitudes de concurso necesario y/o asistencia jurídica en procedimientos concursales, reclamaciones de responsabilidad a administradores, etcétera).