Ficheros de morosos versus Derecho al Honor
Ficheros de morosos y derecho al honor

Ficheros de morosos versus Derecho al Honor

Más allá de las páginas de la prensa rosa, el Derecho al Honor puede verse seriamente amenazado por las inscripciones indebidas en los ficheros de morosos. Si no se cumplen los requisitos legales para ello, la víctima verá dañado su derecho al honor y podrá, con todo derecho, reclamar los perjuicios por esta intromisión en sus datos y en su buena fama.

Honor, según la RAE, es la “gloria o buena reputación que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones heroicas, la cual trasciende a las familias, personas y acciones mismas de quien se la granjea”.

La Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familiar y a la Propia Imagen (LPDH), se ha consagrado, desde su publicación, como el mejor instrumento para salvaguardar el derecho fundamental al honor recogido en el artículo 18 de la Constitución.

Este derecho (que, por lo general, hace que se nos vengan a la cabeza titulares de prensa rosa en los que se entrecomillan las palabras de algún personaje de fama más o menos justificada, con las que muestra su indignación ante las opiniones de alguno de sus semejantes), ha sido objeto de un amplio desarrollo jurisprudencial que ha definido con nitidez su contenido y lo ha mantenido actualizado a las más recientes normas que, de alguna manera, han incidido en él. Entre ellas, Ley 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de datos personales y de las garantías digitales (LOPDP), que ha actualizado la Ley anterior, del año 1998, adaptándola a la nueva coyuntura social, y a las exigencias del Reglamento (UE) 2016/679, de protección de las personas físicas en el tratamiento de sus datos personales

Aunque esta Ley ha ampliado el horizonte del derecho al honor en muchos ámbitos, extendiendo sus límites y efectos hacia otras facetas o manifestaciones de la intimidad personal, queremos destacar uno muy concreto: la vulneración del derecho al honor como resultado de la inclusión indebida de datos personales en un registro de morosos o fichero de insolvencia patrimonial.

Si bien la inclusión de datos en este tipo de archivos es legal en casos de insolvencia real, la LOPDP exige a los acreedores que cumplan una serie de requisitos para que la inscripción de sus deudores en estos “ficheros de morosos” cumpla todas las exigencias de la protección de datos personales. Estos requisitos son:

a) Que los datos de la deuda hayan sido facilitados por el propio acreedor;
b) Que la deuda incluida sea cierta, se encuentre vencida y sea exigible, y que además su existencia o cuantía no haya sida discutida administrativa o judicialmente por el deudor;
c) Que el deudor haya sido informado previamente de que, en caso de impago, cabía la posibilidad de ser inscrito en este tipo de ficheros;

d) Que los datos de la deuda se retiren de este tipo de listas en el momento de pago;
e) Que los datos sólo puedan ser consultados por otro acreedor.

Pero, ¿qué pasa si aparezco en un fichero de morosos y no se han cumplido estos requisitos?

Como hemos indicado ya, la inclusión indebida en un fichero de morosos vulnera el derecho al honor de la persona titular de los datos en él introducidos, por la valoración social negativa que tienen las personas incluidas en estos registros y porque la imputación de ser «moroso» lesiona la dignidad de la persona, menoscaba su fama y atenta a su propia estimación (STS de 16 de febrero de 2016).

Por tanto, en la medida que vemos vulnerado nuestro derecho fundamental, tendremos derecho a una indemnización para compensar el daño provocado, que la jurisprudencia ha venido estableciendo entre los 3.000€ y los 10.000€, dependiendo de distintas circunstancias. Por ejemplo, es posible que recibamos una indemnización más alta si, por causa de la inclusión indebida en el fichero de morosos, nos impiden acceder a un préstamo o a la financiación para la compra de un coche.

En cualquier caso,  es siempre fundamental acreditar el daño sufrido por esa intromisión ilegítima en nuestro derecho al honor.

Sin comentarios

Deja un comentario

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra .