¿Por qué es mejor el divorcio de mutuo acuerdo en notaría? | Moreana | Abogados en Sevilla
Divorcio de común acuerdo

¿Por qué es mejor el divorcio de mutuo acuerdo en notaría?

La posibilidad de divorciarse de mutuo acuerdo en la Notaría fue introducida por la Ley 15/2015, de 2 de julio, de Jurisdicción Voluntaria y es, a todas luces, la mejor opción en este trance, pero se deben de cumplir determinados requisitos para acceder a esta posibilidad; de lo contrario, los futuros ex cónyuges deberán dirigirse al Juzgado para tramitar su divorcio, donde es necesaria la intervención de Abogado y Procurador.

Por este procedimiento simplificado, los cónyuges expresan de forma fehaciente su voluntad de divorciarse, incorporándose esta declaración y el Convenio Regulador en la correspondiente escritura notarial (arts. 54 de la Ley del Notariado y  61 reformado de la Ley del Registro Civil). Este tipo de divorcio ha de realizarse ante el Notario del último domicilio común o el del lugar de residencia habitual de cualquiera de los dos cónyuges.

Los requisitos que la ley marca para poder divorciarse de mutuo acuerdo en Notaría son los siguientes:
1. Que sea un divorcio de mutuo acuerdo.
2. Que el matrimonio a disolver haya durado más de tres meses.
3. Que no existan hijos menores de edad o incapacitados legalmente. Cuando haya hijos mayores de edad o emancipados, deberán prestar su consentimiento “respecto de las medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar” conforme recoge el
art.  82  del Código Civil. Este consentimiento es esencial, por lo que estos hijos mayores también deberán estar presentes en el acto de otorgar la escritura.
4. Que la mujer no se encuentre embarazada en el momento de instar el divorcio.
5. La intervención de un abogado.

El procedimiento de divorcio ante Notario es más rápido y cómodo que el judicial y se evitan con él las demoras propias de los tribunales, donde un divorcio contencioso puede durar de 4 a 16 semanas, en el mejor de los casos, una vez que se admite a trámite. No es necesario presentar demanda alguna, tan solo concertar
cita en la Notaria una vez redactado el Convenio Regulador y, en su caso, la liquidación de gananciales. Tampoco es necesario esperar a la firmeza de la sentencia de divorcio: el acta notarial de divorcio surte efectos desde el momento de su firma.

Nuestros abarrotados juzgados pueden demorarse hasta 6 meses en tramitar un divorcio de mutuo acuerdo, con el riesgo que ello implica para la subsistencia de los acuerdos alcanzados en un primer momento, por el cambio de circunstancias a que puede dar lugar tal lapso del tiempo. Por esto, la rapidez del divorcio notarial es el mejor argumento para elegirlo y recomendarlo.

Sin comentarios

Deja un comentario

Utilizamos cookies de Google Analytics para analizar el comportamiento de los visitantes de la web y ver el contenido que más os interesa. Si sigues navegando por nuestra web entenderemos que aceptas el uso de estas cookies. Más información sobre las cookies que utilizamos en nuestra .